Ese de ahí arriba soy yo y unas líneas más abajo te contaré por qué he llegado hasta aqui y por qué Conócete Viajando es mi modo de vida.

Pero antes de eso, quiero dejarte claro que no voy a cambiarte la vida de la noche a la mañana con uno de mis viajes, con alguna de mis aventuras o con cualquier ayuda que pueda brindarte relacionada con los viajes.

Sería pretencioso. Y falso.

No me parece correcto.

Es lo que nos enseñan, engrandecer las cosas, para que parezcan más impactantes.

Hace tiempo que ese estilo dejó de ser interesante para mi. Decidí empezar a pensar y a escuchar. A pensar en la gente que podría querer viajar conmigo y a escucharlos.

Ese es el mejor secreto.

Te resumo mi trabajo. Se me da bien diseñar y planificar viajes alternativos.  Es lo que ofrezco a todo aquel que quiere vivir una experiencia más aventurera y atrevida.

A muchas personas no les interesa este tipo de viaje, prefieren algo más tradicional. Otras, en cambio, desean con todas su fuerzas poder viajar así.

Diseño experiencias viajeras para estos últimos, por diferentes países del mundo, casi siempre con una cultura muy diferente a la nuestra.

Eso es lo que llevo haciendo desde 2018, y es lo que me apasiona.

Sin más.

¿Suficiente? ¿Insuficiente?

Para mí sí. Para ti no lo sé. Depende de lo que estés buscando.

Lo de cambiarte la vida en uno de mis viajes, sacarte de la zona de confort para que cojas las riendas de la misma durante esos días… bla, bla, bla, me lo planteé durante algunos años. No te voy a engañar.

Pero me di cuenta que prometiendo algo irreal no conectas con los demás. Hay que ser uno mismo, con transparencia.

Cercano y directo. Sin forzar y sin la necesidad de ofrecer algo que te cambie por completo de un plumazo.

Te puedes llevar mucho de un viaje en grupo, muchísimo, lo sé por la experiencia de estos años, pero nunca un cambio radical en tu vida. Y menos de la noche a la mañana.

Eso ya está muy escuchado, ¿no crees?

¿Por qué te cuento esto?

 

Porque aunque suelo ser poco miedoso, hay algo a lo que temo muchísimo.

Y me hace alterarme cuando pienso en ello.

Se me acelera el corazón como si estuviera en una de esas carreras locas que hago de vez en cuando, pero no por ese motivo.

Es por otro. Es por pensar que un día me levante y sea demasiado viejo.

No por ser viejo, eso está bien. O al menos poder llegar a serlo algún día.

Pensar que he llegado a viejo y no he aprovechado la vida todo lo que quiero me da pavor.

Me veo ahí, de repente.

Sin tiempo para asimilarlo.

Sin posibilidad de retroceder.

Sin más viajes por países curiosos, con gente curiosa, cogiendo medios de transporte destartalados donde rezuma la vida de las gentes del lugar.

Sin más escapadas a la montaña para escalar, hacer vías ferratas o montar en bici.

Sin más momentos de relax con la familia y los amigos, con una buena comida de por medio, entre aventura y aventura.

Es porque siento que la vida se me escapa entre los dedos. Quiero vivirla al máximo.

Aunque poco a poco, tomo aire y vuelvo a la realidad.

El paso del tiempo es inevitable, y eso no me preocupa. Lo que sí me preocupa es poder vivirlo y aprovecharlo hasta la saciedad.

Solo quiero vivir. Ya está.

 

Y acabo

 

Suelen decir por ahí, que en la sección «acerca de» de tu web, es donde debes hablar del problema que solucionas y conectar.

Por tanto, debería contarte lo fantásticos que son mis viajes en grupo a países con culturas tan dispares como Marruecos o Tailandia.

O los viajes a medida que diseño para parejas o grupos que prefieren viajar por su cuenta.

Pero no debe sonar exagerado, ni debe notarse que detrás de mi web hay intención de vender mis servicios. Porque vender está mal visto. 

Para ello, lo ideal es conectar contigo con una gran historia de vida, y si puede ser dramática mucho mejor. 

¿Te suena de verlo por ahí, no?

En mi caso, me considero un tipo afortunado, porque más allá de un resfriado más fuerte de lo habitual, no tengo nada impactante que contarte. 

Quizás sea por ser una persona optimista y positiva en todos los aspectos de mi vida. No lo sé. 

 

Después de contarte lo de mi resfriado, doy por hecho que ya hemos conectado y que ahora te sientes totalmente identificado o identificada conmigo, (nótese el tono irónico en su máxima expresion 😉 ).

 

 

Pues bien, te hago un resumen:

Una de mis pasiones es viajar. Creo y diseño experiencias viajeras.

Para la gente que quiere viajar conmigo en grupo, de una manera más atrevida.

También las diseño para otros. Aquellos que quieren ir por su cuenta pero necesitan ayuda externa de alguien más experimentado para aprovechar el viaje al máximo.

En esto soy bueno. Me molan los viajes y se me da bien organizarlos, desde pequeño. En otras cosas, como la música, ya te digo que no lo soy tanto.

Solo tendrías que verme tocar el timbal en Marruecos. Y el viaje ya habría merecido la pena. 

Me gustan los retos, en la vida y en los viajes. Siempre quiero superarme, tanto a nivel deportivo, como profesional o personal. Y eso hace que sea muy echado para adelante, algunas veces demasiado.

También sueño con los ojos abiertos, y hago planes en mi cabeza para los que necesitaría 30 vidas. Algunos los cumplo, otros muchos no.

Si te gusta tomarte la vida como yo, seas bueno o no en la música y además te gustan los viajes fuera de lo común que te hacen volver a casa lleno de nuevas vivencias, no estaría mal que te suscribieras. Por ello, no te cobro nada. Vamos, que es gratis.

No tengo día fijo para mandar emails, ni lo hago de forma organizada cada x días. Pero me gusta contar cosas, cuando me apetece, de la vida y de los viajes. ¿Qué te canso y no te gusta? Pues te puedes desuscribir, cuando tú quieras, faltaría más.

Y sigues viviendo la vida y viajando, pero a tu rollo.

Y en el primer mail que te envío, recibirás mi guía, donde te cuento, entre otras cosas, cómo un beréber y una anciana tailandesa me ayudaron a hacer de mis viajes experiencias más valiosas y atrevidas


Responsable: Rubén Carballo Vílchez. Finalidad: Enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte (Sin spam amigo). Legitimación: Tu consentimiento (que estás de acuerdo vaya). Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign (proveedor de email marketing de Conócete Viajando) fuera de la UE en EEUU. Active Campaign está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está recogida aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Active campaign. (https://help.activecampaign.com/hc/en-us/articles/218789997-Priva).

Derechos: Por supuesto, tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Hidden Content

 

Si has llegado hasta aquí, y ya estabas suscrito, no es necesario que vuelvas a hacerlo.

Si no lo tienes claro, y quieres asegurarte de recibir de nuevo «cómo un bereber y una anciana tailandesa me ayudaron a vivir experiencias de viaje más atrevidas», puedes hacerlo, adelante.